Entrar a la casa de Robert Brady es sumergirse en el universo de este pintor, diseñador y coleccionista estadounidense. 

A lo largo de ella se pueden encontrar interesantes ejemplos de arte sacro virreinal y moderno; arte popular de diversas partes de México y el mundo; figuras prehispánicas y de culturas antiguas de África, Asia y Oceanía; pintura moderna de reconocidos artistas como Rufino Tamayo, Frida Kahlo, Miguel Covarrubias, María Izquierdo, Francisco Toledo, Manuel Rodríguez Lozano, José Clemente Orozco, Max Beckmann, e incluso algunas obras del propio Brady, además de varios textiles que diseñó durante sus días en Cuernavaca.

Cuando Brady adquiría alguna pieza, le destinaba un lugar particular; para él, la forma en la que exponía sus objetos era casi igual de importante que estos, por eso cada habitación de la casa tiene una decoración muy particular, distinta al resto de los espacios: cada una funge como una exhibición casi temática, que se acentúa por los muros de colores vivos y los objetos de la colección dispuestos por doquier para crear un ambiente único, lúdico e interesante.

En esta casa sucedieron legendarias reuniones con personajes como Octavio Paz, Peggy Guggenheim, Rufino y Olga Tamayo, Francisco Toledo, Rita Hayworth, Tennessee Williams, Hellen Hayes, María Callas, Erich Fromm o Carlos Fuentes, convivieron con Brady entre estas paredes, disfrutaron de la casa, de la colección, y la enriquecieron con obras propias, historias y muchas anécdotas.

Esperamos que igual que todos los que la conocieron, disfrutes de tu visita por la Casa Museo Robert Brady, y te dejes sorprender por todos sus objetos y rincones.


facebook.com/museorobertbrady/

Powered by Jasper Roberts - Blog